Historias de la Cárcel…

              Acá van a encontrar historias de todo tipo, buenas, malas, tristes, alegres, cómicas, de protesta y hasta de agradecimientos. Como entenderán, no se publicarán los nombres de los participes de cada historia, ello en virtud que no se ha pedido la autorización para hacerlo.

 La idea es que se conozca un poco la vida de adentro en todas sus facetas, ojalá les guste.

Historias  Carcelarias 1

            Como dice la presentación, hay varias clases de historias dentro de la cárcel, y como ya las he descripto en secciones, digamos que esta, la primera tiene connotaciones cómicas.

EL BEBOTE

            No recuerdo bien la fecha, pero creería que seria mediados de junio de 2003, cuando ingreso al Pabellón 1 el “Bebote”, el que lee esto quien sabe que estará imaginando, pero sea lo que fuere, en adelante se ira desasnando.

            Como es de público y notorio conocimiento, la cárcel desde tiempos inmemorables, es la casa del delincuente, mas allá de ser un pabellón policial o de fuerzas de seguridad por aquel entonces el uno, no dejaba de ser la cárcel y no dejaba de albergar delincuentes.

            Como decía, el Bebote entro una tarde de frio, todos cuando entro nos dimos cuenta que tenia problemas en una de sus piernas.

            Por aquel entonces yo ranchaba (Comía y compartía) con otros 6 internos que estaban detenidos en su gran mayoría por delitos contra la propiedad. Uno de ellos “Beto”, manejaba el pabellón, ubicaba la gente que llegaba en algún rancho, y los ubicaba cuando alguno de estos se desubicaba.

            Fue así que el bebote fue traído a la mesa, se lo veía muy bien vestido y parecía ser bagallero (que tenia mucha visita), así que Beto no lo iba a dejar escapar y lo integro enseguida al rancho.

            Rápidamente el Bebote comenzó a escupir una palabra tras otra, venia del hospital Italiano, tenia una rodilla reconstruida por causa de un accidente motociclistico, pero en realidad estaba detenido por Extorsión (esta será otra historia digna de contar mas adelante).

            Empezó a contar sus historia de gran Policía, cada vez iba metiendo mas la pata, todos lo miraban, el seguía contando como había matado delincuentes en su espectacular carrera de policial.

            Si bien como dije al principio era un pabellón policial, dentro de la cárcel todos son delincuentes, y el que no lo es debe aparentarlo de la mejor manera si quiere sobrevivir sin problemas. Ose, en una palabra, contar que matas delincuentes en la cárcel es sellar tu muerte, y Bebote estaba empecinado en dejar de vivir.

            El Bebote llego en ese momento a contar que se había tiroteado con el Gordo Valor, como veía que todos lo dejaban hablar cada vez inflaba mas sus mentiras de gran Policía. Varios de la mesa no aguantaron y se fueron a caminar, pero Beto lo miraba atentamente y lo dejaba explayarse a gusto. Hasta que decidió dar por finalizada la fiesta y el Bebote comenzó a recibir unos buenos cachetazos, por su estado físico más que eso no se le podía hacer, pero ahí se dio cuenta que había ingresado a la cárcel y no de la mejor manera.

            Nunca dejo de ser un personaje dentro de la cárcel, y muchos se preguntaran porque el apodo de Bebote. Bueno, como dijera anteriormente tenia problemas para caminar, y un día en plena reunión de rancho, Bebote tuvo una incontinencia, por lo que tuvo que salir a paso rápido a su celda a realizar el tramite de rigor, y ahí en su alocada salida todos lo miramos de atrás y realmente era verdad como dijera uno del grupo “mira si no parece un Bebote que corre a los brazos de sus papás”. De ahí le quedo  “El Bebote”, quien nos sorprenderá de aventuras en adelante.

————————————————————————————

El Fabulador

Corría el mes de mayo del 2003 cuando llego el Fabulador al Pabellón Nº 1. El aspecto hubiera confundido al más experimentado, parecía un hombre serio, lo ayudaba la simpatía. Se notaba que tenía buenos modales y que no era del gremio del común delincuente.

El gordo Correa lo conocía de ezeiza, habían estado juntos en algún pabellón de allí.

Ya en ese momento todos sabíamos que no había sido de ninguna fuerza, la incógnita era el porque había sido alojado en el uno. Tampoco enseguida pudimos saber porque había quedado “engomado” (así se dice cuando un interno queda adentro de su celda).

No hubo mucho que averiguar para saber que el motivo era que “el Fabulador” era un justiciero, había matado a un delincuente y con esa caratula en un pabellón de comunes duraría unos minutos.

Así estuvo como una semana, hasta que al fin el juzgado le levanto el resguardo físico y pudo salir. La salida no fue para nada desapercibida, había estado engomado durante 5 o 6 meses sin salir. Así que cuando estuvo fuera, saltaba como un perrito que ve al amo, corría, se tiraba al piso, era como que le habían dado la libertad.

Conto que en su vida en libertad era electricista, y la forma de contar atraía multitudes, hasta que por fin un día pudimos saber que era un fabulador.

En lo mejor de la charla (sentados alrededor de la mesa, seriamos unos 6)(recuerdo que estaba el simulador, Matías, Gastón, Fofo, el fabulador, y el que suscribe), venia contando que había ido en  una moto Jawa a la casa del hermano en San Martin de los Andes, desde Belgrano, su casa. La historia era apasionante, hasta fue graficado con fotos que el mismo tenia de aquella travesía. Nadie se atrevía a interrumpirlo, por miedo que se enojara y dejara el relato en la mitad, como ya había pasado en otra ocasión. Sucedía que el fabulador estaba completamente creído que esa, su historia, era verídica y se molestaba cuando no era creída. Como decía, en lo mejor del relato y casi ya a unos 150 kilómetros de la llegada, apareció un chancho, por culpa de ese maldito chancho nunca pudimos saber como termino aquella travesía. En realidad el problema sobrevino cuando el mismo fabulador conto que vendría a unos 110 kilómetros por hora y que miro a su costado y vio como un chanco casi lo hace matar cuando lo paso como alambre caído. A esa altura el que menos se reía tenia ataques los demás tuvieron que abandonar sus sillas porque se desmayaban de la risa. Claro, ahí vino el cólera del fabulador. Lo que menos nos dijo fue que éramos todos unos idiotas, que no teníamos ni idea de lo que era andar en la ruta en moto. Bueno, más adelante se encontraran con más historias de este fabulador, que creo jamás se le van a acabar sus historias y sus sabidurías, las que siempre mechaba en alguna de sus historias, como por ejemplo, fue el creador de la frase, “no estoy en contra de nadie ni a favor de ninguno”. Actualmente el fabulador se encuentra con el beneficio de la libertad transitoria, y realmente se la merecía, es una excelente persona, a quien recuerdo con cariño y próximamente estaré viendo para comer un asado y recordar viejos buenos y malos momentos.

Responses

  1. hola mi nombre es romina y ando recorriendo historias de carceles la verdad me gustaron muchos sus historias me gusto cuando lo relataban como eran los personajes si estas historias los crivieron unos de los presos los quiero felisitar por como lo expresan si me permiten esto lo hare publico en las noticias para q vean q tambien los presos tienen sentimientos y sobre todo tienen derecho por q afin acavo son seres humanos y se q se equivocaron nadie es perfecto en la vida pero eso no significa q tienen q tratarlos como animales lo re pito me canto sus historias y esto hasta no llevarlo publico no parare bueno a los q estan pribados de su livertar y q escriven estas historias trante de ser mas bueno de los q son no vajen los brazos sueñen rian recuerde q en el mundo hay alguien q los estan esperando para el dia q salgan de hay los espere con los brazos avierto no pierdan las esperanza cuando vean q no pueden mas hay tienen q ser fuertes bueno me voy despidiendo no se si esto lo leeran pero bueno no pierdo nada escrviendo les mando un beso atentamente romy

  2. necesito saber el horario de visitas y el numero telefonico de la carcel lihuen de limache

  3. caca

  4. HOLA ME LLAMO SOLEDAD MOSQUERA Y NECESITO EL NUMERO DE LA CARCEL DORADAS CALDAS TENGO UN HIJO Y NO SE NADA DE LA VIDA DE EL POR FAVOR NECESITO ESE NUMERO

    • NECESITO EL NUMERO DE LA CARCEL DE DORADAS CALDAS NECESITO HABLAR CON MI HIJO JOSE LUIS MI NUMERO ES 3108376528 MADRE DESESPERADA

    • hola me podrian regalar el numero tel de la carcel doña juana dorada caldas gracias

  5. HISTORIAS DE LA UNIDAD 5 DE MERCEDEZ

  6. necesito el telefono de la carcel de murcia de un campo de rio sanganero de espana

  7. hola soy anna y necesito el numero de la cárcel de Manizales de barones por que tengo un hermano y nose nada de el


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: